Día Mundial de la Prevención del Suicidio

Hay ciertos temas de la salud mental que preferimos no mencionar por miedo al contagio, pero ese miedo actúa en nuestra contra, pues nos coloca en una situación de desinformación y si la hay, ésta puede ser que no sea cierta al 100%.

El Colegio Oficial de Psicólogos define el suicidio como una solución permanente que encuentra una persona para resolver sus problemas. Estos problemas pueden ser de tipo afectivo (tener depresión, sufrir un desamor, duelo…), físico (enfermedad, discapacidad física) y/o mental (trastorno bipolar). Hay que entender que la persona no ve salida al problema que está viviendo y el suicidio se convierte en la única opción factible.

A través de una recopilación de datos de la World Federation for Mental Health y la “Guía de suicidio para familiares” del Colegio Oficial de Psicólogos, os dejo una serie de mitos respecto al suicidio que son necesarios demistificar para poder reconocer a una persona en esta situación y solicitar ayuda.

[No hay que olvidar que el tipo de ayuda que se requiere en estas situaciones ha de ser llevada acabo por un profesional de la salud mental.]

 MITOS

1. ¿Si pregunto si quiere sucidarse lo hará?

Preguntar a una persona si intenta suicidarse no le incita a ello, tal y como se cree. Si bien no hay que discutir o minimizar estas ideas, hablar de ello reduce el riesgo del acto suicida, pues permite a la persona liberar cierta carga.

2. Si ya lo ha intentado y ahora está mejor, es que ya no hay peligro.

Es preciso que el apoyo emocional se mantenga en el tiempo, ya que se considera que en los días sucesivos al intento puede haber mayor riesgo.

3. Quien dice que quiere acabar con su vida no lo hace.

Esto no es cierto, la mayoría de personas expresan su intención con palabras y no debemos de tomárnoslas como una forma de manipulación. Podremos oír comentarios como “vivir no tiene sentido”, “sería mejor si no existiera”, “te voy a echar de menos”…

4.  Quien quiere suicidarse no lo dice.

Es otra idea errónea, la mayoría de personas expresan dicho deseo a través de palabras o actos (dejar de comer, conductas de riesgo…).

5. Quien se suicida es porque tiene un problema grave.

No es causa necesaria tener un problema grave, muchos pequeños problemas pueden llevar al suicidio. Cada persona valora los problemas de una manera u otra. Imagenemos una madre o un padre soltero, pluriempleado, que no llega a pagar las facturas del mes y dar de comer a sus hijos. Puede ser una opción el suicidio, una salida, pues sus hijos serían acojidos por el estado y no pasarían penurias.

Factores de riesgo frente al suicidio:

  • Personales: Enfermedad mental o médica, antecedentes personales de ideación o intentos suicida, sentimientos de fracaso personal, indefensión y desesperanza frente a la vida, alta prematura en el hospital, etc.
  • Familiares: Antecedentes familiares de suicidio, disputas y trastornos en la familia, así como altos niveles de crítica en la misma, haber sufrido maltrato psicológico, físico y/o abuso sexual, etc.
  • Sociales: Desempleo, pérdida de red de apoyo, aislamiento social, acontecimientos vitales negativos (pérdida de un familiar o ruptura con la pareja), etc. El apoyo social es un gran factor protector.

Algunos signos de ideación suicida:

  • Retraimiento social: Es importante mostrar interés por entender su situación y animarle, no forzar, a participar en la vida familiar y social..
  • Alteraciones del sueño: no dormir por la noche y sí durante el día. Es importante estimularles en las horas de luz para que puedan dormir a horas adecuadas.
  • Suelen tener un razonamiento alterado, por lo que no debemos discutir con la persona por sus sentimientos, pensamientos o conductas, sino mostrar interés hacia ellos

Si nuestro allegado sufre algún tipo de enfermedad (cáncer, depresión…) es importante conocer la enfermedad para poder entender mejor su situación y síntomas.

Señales de alerta

  • Verbales: Comentarios sobre la muerte o el suicido, despedidas verbales o escritas, comentarios negativos sobre varios aspectos de su vida…
  • Conductuales: Cambios de conducta (beber), regalar objetos personales o valiosos, preparación de documentos para cuando ya no esté….

Recursos ante una situación de ideación suicida:

  • Restringir el acceso a medios lesivos.
  • No dejarles solos, involucrar a amigos y familiares.
  • Teléfono de la esperanza: 91 459 00 50 (Madrid), servicio 24 horas.
  • Ayuda psicológica online asistencia suicida en España: 658 69 16 47
  • Emergencias: 112
  • http://www.alaia-duelo.com

Autocuidado familiar

Es importante que todas las personas involucradas en este tipo de situación soliciten también ayuda en caso necesario.

Salir a dar paseos o realizar actividades gratificantes para no verse atascado en una dinámica dolorosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s