Cómo actuar con las personas tóxicas

“Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos.” Viktor Frankl

¡ENHORABUENA!

 Si te estás planteado cómo comunicarte con estas personas, es porque has decidido empezar a respetarte a ti mismo. Considero que es la parte más importante, ya que comenzamos a darnos cuenta de que queremos que nos traten de otra manera y nosotros mismos queremos empezar a tratarnos también de otra manera. Merecemos ser respetados por quiénes somos.

Piensa en aquella persona que cuando le:

  • cuentas un sueño siempre te habla de las distintas formas en que puedes fracasar.
  • cuentas una buena noticia hace como si no te escuchara y comienza a hablarte de su día.
  • cuentas lo que tú consideras un éxito lo minimiza mostrándote que no es para tanto o que lo has conseguido porque te han ayudado.
  • hablas de lo mal que te encuentras, ella o él siempre se encuentra peor que tú…

Seguro que tienes la imagen de alguien que conoces en tu mente.

Ahora piensa en lo que te gustaría decirle, seguro que pocas cosas bonitas, pero como queremos cambiar la forma de comunicarnos y relacionarnos con estas personas, vamos a intentar comunicarnos de manera asertiva:

principios de asertividad

Cuando hablemos con una persona tóxica hablaremos desde el yo”, es decir, desde nuestra persona, expresaremos lo que nos molesta, cómo nos sentimos y qué nos gustaría obtener del otro, al menos en cierta medida:

“Me siento herido cuando te cuento mi ascenso en el trabajo, siento que no le das importancia al decirme que no es para tanto. Me gustaría que mostrases algo de entusiasmo por esto que te cuento o que me felicitaras.”

Hablaremos desde el respeto, omite las descalificaciones, no utilices las palabras ofensivas que puede utilizar contra ti para hacerte sentir mal. Tu objetivo es abandonar este juego que te consume la energía, ya que el tipo de comunicación que utilizan con nosotros suele despertarnos sentimientos de depresión o rabia y acabamos actuando como ellos para poder defendernos:

-“Es que tú nunca eres capaz de expresar interés por lo que te cuento.”

“Eso no es cierto, lo que pasa es que eres un sensible y hay que estar alabándote todo el día. Pareces un niño”

– “¿Cómo? ¡¡Pero si al que hay que estar todo el día alabando y haciendo caso es a ti!!”

-“¿Ves? Ya estás gritando. Es que no se te puede decir nada. ¿Ves cómo eres como un niño?”

Este tipo de comunicación, paradójicamente, sólo hace que reforcemos su postura de incompresión y de que tú eres el malo y provocador. 
Hay momentos en que la conversación o relación es insostenible, no está mal que salgas de la situación, que amablemente digas: “No me siento cómodo ahora mismo con tu forma de tratarme, así que me voy a ir.”

Ante los intentos de cambiar nuestra comunicación con estas personas, surgirán resistencias por su parte, ya que los beneficios de intoxicarte para ellos senthay-que-saber-decir-noirse bien se acaban. No importa, mantén tu postura.

Ante peticiones que no quieres realizar, que notas que podrías hacerlas pero hay algo que no te acaba de convencer de la petición, puedes decirle que no has entendido bien lo que te pide y que te lo explique para poder tomar una decisión, y si tu respuesta es NO, tendrás que mantenerla ante los múltiples intentos de hacerte ceder.

Otra opción es pedirle a la persona que cambie. Cuando le
muestras el malestar que te causa, con todas sus evidencias, puedes pedirle que cambie para que podáis estar mejor y ofrecerle tu ayuda. Normalmente no son personas que se planteen el cambio, pero tú puedes proponérselo. Si a pesar de los intentos de cambio, ésto te sigue afectando, tienes dos opciones:

  • Poner fin a la relación si ya no quieres mantenerla.
  • Si quieres mantener la relación, puedes pedir ayuda terapéutica para trabajar la forma de hacerte lo más llevadero posible este tipo de relación.

 “Tendrás que correr el riesgo de convivir con tus sentimientos de pena y malestar por un tiempo si quieres sentirte mejor.”

Lectura recomendada: Gente Tóxica: cómo tratar con las personas que te complican la vida.” Bernardo Stamateas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s