¡Otra vez aquí!: El Síndrome post-vacacional

¡Adiós, vacaciones! ¡Hola, rutina!

dertu

Se han acabado las vacaciones y más que parecer que recuperamos energía nos sentimos tristes, apáticos, cansados, casi parece que nos estamos poniendo malos… Hay quien tiene problemas para dormir o problemas gastrointestinales, de memoria, hay quien no quiere levantarse de la cama…

¿Esto es grave?

Todos estos síntomas no hay que tomárselos como una enfermedad mental o física, simplemente tenemos que volver a adaptarnos a nuestro día a día que por un tiempo dejamos de lado y ahora padecemos una serie de reacciones emocionales y físicas por ello. Nuestro cuerpo y nuestra mente nos dicen que éste “volver a adaptarse” les está costando y necesitan de nosotros para ponerse en marcha.

No creamos que estos síntomas sólo le pueden suceder a los adultos, los niños también lo sufren: volver al cole, tener que madrugar, estudiar… también les puede afectar.

(Blazquez)

¿Por qué sucede?

Adultos: Volver al trabajo, madrugar, aguantar a tu jefe otra vez, preparar las cosas de niños para el colegio (libros, uniformes…), volver a cocinar todos los días, limpiar la casa, aguantar a tus suegros… ¡Con lo a gusto que se está en vacaciones sin hacer nada!

Niños: Volver a madrugar, a estudiar esas asignaturas que no me gustan, aguantar a mi profesor o a ese niño matón, que me vuelvan a regañar si suspendo… ¡Con lo a gusto que estoy de vacaciones todo el día jugando!

No sé si os parecen motivos suficientes para sentirse aturdido, estresado… Quizá eres consciente de todo esto y quizá no te supongan un impedimento en realizar tu día a día o te afecte anímica o fisiológicamente, ¡qué bien! Pero quizá a ti sí te supone demasiado, te sientes bloqueado, agobiado y ya no sabes qué hacer…

¿Qué puedo hacer?coytote

  • Poco a poco: Algo que puedes hacer y que es muy útil, es volver unos días antes de las vacaciones para tener un periodo, aunque sea corto, de adaptación a la rutina. Es decir, volver a hacer las compras, preparar los libros del colegio de tus hijos, volver al horario de sueño habitual para volver al trabajo… Si instauras tu rutina poco a poco no te supondrá tanto esfuerzo y cuando vuelvas a la rutina ya estarás adaptado.
  • No idealices: Pensar que las vacaciones son lo mejor que te pude suceder en el año, te hace tener altas expectativas y para cuando estas se acaban es como caer en picado y estrellarse. A lo largo del año te suceden muchas cosas, disfrútalas todas, no vivas esperando a las vacaciones.
  • Apoyo social: Apóyate en tus compañeros, establece comunicación con ellos, toma un café y aprovecha los descansos para retomar el contacto y hablar de vuestras vacaciones y la vuelta a casa. El apoyo social es un gran predictor de bienestar emocional.
  • Ocio: Como dije, poco a poco. En las primeras semanas es normal que la vuelta parezca un esfuerzo, así que te recomiendo que planees también actividades de ocio, actividades gratificantes con las que te distraigas. Hazlas tanto con tus amigos y familia como tú solo, está bien si necesitas un día hacer tu propio plan.
  • Todo pasa: Conoce que esto que te sucede es una fase normal tras la vuelta de vacaciones, si eres consciente de esto trabajarás mucho mejor en volver a la normalidad sin sufrir tanto estrés y/0 depresión.
Así que échale actitud, tienes todas las claves para prevenir o paliar estos síntomas que ya sabes son pasajeros, como las estaciones del año. 😀
estaciones1
Si sintieras que necesitas ayuda para superar ésto, no dudes en hablar con tus seres cercanos sobre ello o recurrir a un profesional de la salud.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s