Respira, respira…

Una de las técnicas más utilizadas en la relajación es la respiración diafragmática.

insp173570jpg1ve1

Inhalamos por la nariz, exhalamos por la boca.

 

Se trata de llevar el aire a la zona baja de los pulmones. Como todo, necesita práctica también, por lo que podemos empezar a hacerlo tumbados, en una zona tranquila, sin ruidos y una iluminación que nos resulte placentera. Una de las formas que considero más eficaces para hacerlo es imaginándonos cómo ese aire pasa por nuestros pulmones  o bien  poniéndonos una mano en el abdomen para notar cómo al inspirar éste se hincha y al expirar vuelve a su forma natural. Es importante notar que la respiración no se hace desde la parte alta del pecho, esto nos una produce hiperventilación que dará lugar a ansiedad,  para evitarlo podemos ponernos la otra mano en esta altura para notar cómo el pecho está relajado en su posición natural.

La respiración diafragmática se utiliza para situaciones de estrés o ansiedad. Permite una mayor oxigenación y activa la parte de nuestro cerebro que se encarga de la relajación.

Es importante no forzarnos, hacerlo tranquilamente, al principio cuesta, pero es como montar en bici, una vez que cogemos el truco ya nos sale solo.

Esta entrada me sirve para introduciros un video de cómo los niños explican qué método usan para relajarse cuando se enfadan. Jajaja ¡Son increíbles!

https://www.youtube.com/watch?v=mOXWLq8g-t0#t=113

Anuncios

3 comentarios en “Respira, respira…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s