La caja de herramientas

Hace tiempo me mudé a una casa, no muy grande, pero bastante cómoda como para tener mi habitación y mi propio despacho individual. Mi hermana me había dado una cama para la habitación, mi madre me regaló las mesillas, mi padre una televisión para el salón y mis amigas una mesita para la sala, yo sólo compré mi sofá, y puesto que la cocina ya venía toda equipada, sólo me quedaba montar los muebles que me habían dado. Cuando me iba a poner a ello me di cuenta que no tenía herramientas, tenía que ir a comprarlas, pero no sabía qué necesitaba para cada cosa, así que pedí ayuda a mis amigos, a mi familia o mis vecinos, necesitaba a alguien que supiera qué herramientas usar y cómo. La gente se mostró muy amable y fui aprendiendo poco a poco a utilizar las herramientas y cuándo usarlas, pero yo quería tener mis propias herramientas, sólo me faltaba tener un lugar donde guardarlas, un armario o algo así. Curiosamente la casa tenía un altillo, miré dentro y encontré un montón de trapos que tuve que tirar, y debajo de estos había un montón de herramientas. ¡Era increíble!, no sabía que tenía un altillo ni que todas esas herramientas estaban ahí. Ahora ya sabía utilizarlas y tenía un lugar donde guardarlas.
Lo más curioso, es que me sorprendí haciendo una caja para mis herramientas con mis propias herramientas.herramietnas

 

 

La idea de esta historia ha sido extraída del libro “El camino de la autodependencia” de Jorge Bucay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s